cepillo dental

Cómo elegir tu cepillo dental

La rutina de higiene bucodental es esencial para mantener una boca sana, por eso debes elegir correctamente tus instrumentos de limpieza.

A pesar de lo que se suele pensar, es conveniente no apurar tu cepillo hasta que esté completamente estropeado, si no cambiarlo cada tres meses. Así, evitarás la proliferación de bacterias que se quedan atrapadas en él, y pueden afectar a tu salud bucodental.

En nuestra clínica dental en Barcelona recomendamos que nuestros pacientes nos pidan asesoramiento acerca de qué pasta dental y qué enjuague bucal comprar dependiendo de sus necesidades. En cuanto al cepillo, aconsejamos seguir unas recomendaciones a la hora de elegirlo.

Aspectos a tener en cuenta al elegir tu cepillo dental

Cada dentición tiene unas necesidades distintas, y lo más adecuado siempre será dejarte guiar por profesionales expertos. No obstante, hay algunos aspectos que puedes identificar tú mismo.

  • Dureza de las cerdas: ante la duda, opta por uno de dureza media. Por lo general, los cepillos muy duros pueden dañar tu esmalte y tus encías si llevas a cabo un cepillado agresivo. En el caso de sufrir alguna enfermedad periodontal, notar sensibilidad en las encías, someterse a una cirugía oral, etc. es preferible optar por cepillos con cerdas suaves.
  • Tamaño del cabezal: conviene que busques cepillos dentales con cabezal pequeño o mediano. Mientras más grandes sean más difícil será acceder a todos los rincones de tu dentición.
  • Cepillo eléctrico: la elección de este aspecto dependerá de gustos personales. No está demostrado que un tipo de cepillo tenga beneficios sustanciales frente al otro, pero sí que las personas que utilizan el eléctrico duran más tiempo realizando su rutina de higiene. Además, son más cómodos de utilizar, y es menos probable que lleves a cabo un cepillado agresivo.
  • Mango: un cepillo de dientes con mango corto será mucho más difícil de utilizar que uno con el mango más largo, donde quepa la mano completa y se pueda sujetar bien. Así mismo, hay otros aspectos a tener en cuenta, como por ejemplo que esté fabricado con un material antideslizante.
  • Limpiador lingual: si no cuentas con un raspador lingual y sueles limpiar tu lengua con el cepillo de dientes, es buena idea que busques uno adecuado para ello, con unas cerdas especiales en su parte trasera.

Si todavía tienes dudas sobre cómo elegir el cepillo de dientes más adecuado para ti, no dudes en consultarnos, en nuestra clínica dental en Barcelona queremos ayudarte a mejorar tu salud oral. Reserva tu cita con nosotros sin compromiso, la primera es gratuita.